iPhone-6-Plus-bendgate-securityec

Hoy nos encontramos con una curiosa noticia a la par de preocupamente. Por un lado tenemos a la revista alemana Computer Bild, considerada la mejor revista de tecnología en Europa la cual quiso demostrar cuanto de “flexible” es el nuevo iPhone 6 Plus. Para ello crearon un vídeo donde hicieron la ya más que vista prueba de doblar un iPhone 6 Plus junto al Samsung Galaxy Note 3 con el resultado que ya todos conocemos.

loading…


Hasta aquí todo normal, hasta que conocemos que para Apple no ha sido un plato de buen gusto, por lo que ni corta ni perezosa el departamento de prensa de Apple se puso en contacto con la revista para anunciarles que ya no son bien recibidos por parte de la compañía, por lo que a partir de ahora no recibirán ningún dispositivo de prueba ni serán invitados a ningún evento oficial de la compañía.

Como era de esperar (en un medio parcial, no en los típicos que ya conocemos), Computer Bildrespondió muy inteligente a la llamada de Apple dirigiéndose a Tim Cook, CEO de la compañía, en una carta abierta:

“¿Es así como su empresa quiere tratar con los medios de comunicación que proporcionan a sus clientes pruebas de sus productos? ¿De verdad piensa que una retirada de amor y afecto de Apple podría tener un efecto intimidatorio ante nosotros? Por suerte no tenemos que depender de los dispositivos que Apple nos proporciona. Por suerte, muchos de los lectores están dispuestos a pagar por nuestra revista y mantenernos independientes. Así que estamos en condiciones de comprar dispositivos para hacer nuestras pruebas de todos modos. Incluso los dispositivos de los fabricantes que parecen temer el juicio independiente de Computer Bild.”

La respuesta por parte de la revista es simple y llanamente perfecta, demostrando así que no es como otros medios que se vendan los ojos o buscan excusas para no criticar a la compañía y evitar perder el cheque que recibe a cada mes junto con los dispositivos de la compañía. El Director de Marketing de Apple se merece una estatua, ya que ha conseguido que la revista de tecnología más importante de Europa ya no les vea con buenos ojos.

Tanto lío por un problema de diseño “que solo afecta a 9 personas en el mundo“, lo que hay que ver.